El reto de las 52 semanas de ahorro

 

Estamos empezando el año y qué mejor que con un propósito viable done al final del año veamos frutos frutos en nuestra cartera para poder darnos un pequeño lujo al llegar a nuestra meta establecida.

2016 está lleno de expectativas y seguramente tienes una inmensa lista llena de propósitos por cumplir (que por cierto, son los mismos que 2015, 2014, 2013…).

Hace dos años leí sobre el reto de las 52 semanas de ahorro, y en cuanto terminé de leerlo y saber en lo que consistía, decidí que quería hacerlo. Lo mejor es que se me convirtió en un hábito y cada año lo he estado realizando sin pensarlo dos veces :D.

¿De qué se trata?

De algo súper sencillo, tener ahorrado al final del año unos $34,000 pesitos. Los cuales no le caerían nada mal a nadie contar con ellos el 31 de diciembre, ¿o sí?

¿Y cómo le hago?

En ir depositando cada semana una cantidad mayor a la de la anterior semana. Así que, pongamos manos a la obra.

La siguiente tabla indica cómo ir administrando los depósitos semanales a lo largo de todo el año. Por ejemplo, yo decidí iniciar con $25.00, pero tú puedes empezar con la cantidad que quieras y que esté en tus posibilidades.

Descarga aquí la tabla de ahorro y cambia la cantidad por la cual quieras tú empezar :).

Este método es muy sencillo y puede hacerlo cualquier persona. Pero debes tener muy cuenta que ese dinero no es para tomarlo solo porque se te hizo fácil. Así que te recomiendo que lo guardes en en una cuenta bancaria exclusiva en donde no estés tentado a tomarlo.

Este sistema me parece muy útil y amigable si quieres comenzar a ahorrar y no sabes por dónde empezar, ya que llevas un control de tus finanzas y además, conforme van pasando el tiempo, dejas de hacer gastos innecesarios para poder llegar a tu objetivo de ahorro.

Así que espero que en 52 semanas todos hayamos llegado a nuestra meta y felizmente podamos disfrutar de un pequeño premio por nuestro esfuerzo y dedicación.